19 ene. 2014

vova pezlotroska






soy vova pezlotroska. crecí en una granja destartalada llena de rotos en las paredes que cosíamos con hilos dorados que robábamos de las casacas del abuelo. mi madre era bailarina pero un septiembre dobló los lazos de sus zapatillas y los guardó para siempre en un cajón con olor a apple pie que, aunque poco ruso, siempre fue mi preferido.

mi madre cambió sus zapatillas de raso por unas alas resistentes que le permitían volar. en rusia el cielo es como jugar a las hadas, con sus capirotes de estrellas doradas. mamá no siempre volaba por el cielo, a veces lo hacía por el agua. era capaz de 
bucear en cualquier charco que encontraba, con una escafandra de lana roja y azul marino que le había tejido la abuela.  mi madre nunca me enseñó a volar pero  sí a saber caminar perfectamente de puntillas por los tejados y a dibujar todo tipo de alas y de aletas. es como volar pero con los pies en el suelo...





desde que aprendí a volar dibujando ya no hago otra cosa... hoy sólo quería presentarme, pero poco a poco os iré contando cosas de mi infancia en rusia, mis recuerdos, mis olores, mis colores favoritos. así que desde ahora, si queréis, podéis volar conmigo!!!




4 comentarios:

  1. Estamos deseando conocer sus historias!!! No nos las perderemos

    Mr. Ce

    ResponderEliminar
  2. Una verdadera delicia.. Enhorabuena!!!. bsiños

    ResponderEliminar
  3. yo, Marcela he echo 2 muuñecas y me quedaon que te cagas gracias a ti ya se dibujarlas, y tambien ser mas creatiba.
    Gracias.

    ResponderEliminar